jueves, 23 de enero de 2014

Los videojuegos

Se estima que en el 2010 se vendieron en Europa unos 250 millones de videojuegos, una cifra equivalente a unos 8000 millones de euros, y para el 2013 se prevé que las ventas de videojuegos a escala mundial generarán unos 55.000 millones de euros de beneficios (sin tener en cuenta los juegos de móviles y tablets).

Esta industria está cogiendo una gran fuerza, ¡incluso más que la del cine! Por ejemplo la segunda entrega de Call of Duty Modern Warfare generó quinientos cincuenta millones de dolares a los cinco días de su lanzamiento en el año 2009, que sería más del doble de lo que generó la película Avatar de James Cameron.

Tal y como se muestra en la siguiente tabla, una investigación realizada por ISFE (Interactive Software Federation of Europe) ha demostrado que los videojuegos son una actividad de ocio de primer orden para niños, adultos y padres de toda Europa.


Encuesta realizada por la Federación Europea de Software Interactivo

¿Jugamos demasiadas horas? Un setenta y seis por ciento de los aficionados europeos invierte menos de cinco horas en videojuegos a la semana, pero un ocho por ciento reconoce jugar mas de dieciséis horas.

¿Nos aíslan los videojuegos? Depende. Un cincuenta y ocho por ciento de los padres y madres aficionados juegan con sus hijos y lo hacen a menudo a petición de los niños. Muchos otros, en cambio, juegan con amigos o interaccionan mediante juegos on-line.

¿Por qué hay personas que no juegan? Según la encuesta el cuarenta y uno por ciento no lo hace por falta de tiempo, el veintitrés por ciento porque cree que los videojuegos son para niños, el nueve por ciento por parecerle aburridos y el siete por ciento por considerarlos violentos.


Aunque algunos videojuegos se vendan con otras finalidades (como estimular nuestra inteligencia o hacer ejercicio) la industria los crea primordialmente con el objetivo de divertir.

Los videojuegos de acción en los que hay que reaccionar cuanto antes a todo tipo de estímulos inesperados no tienen otro fin que el entretenimiento, pero ahora hay estudios que demuestran que este tipo de videojuegos también pueden contribuir a mejorar ciertas habilidades relacionadas con el cerebro y la percepción.

Clica aquí para comprobarlo por ti mismo.

Si eres aficionado a los videojuegos de acción es posible que tu respuesta en ambos ejercicios haya sido mas rápida y acertada que la de una persona no interesada por estos juegos. De hecho pruebas como estas (con elementos que distraen nuestra atención y nos dificultan la respuesta) son muy útiles para cuantificar ciertas habilidades relacionadas con la atención, la visión o algunos procesos cognitivos.

En definitiva, los videojuegos tienen su lado bueno y su lado malo (como todo), pero un uso moderado de estos puede ser muy útil para pasar un rato divertido y a su vez nos puede ayudar a distraernos del estrés creado por el día a día. A demás pueden contribuir a mejorar ciertas habilidades relacionadas con el cerebro y la percepción.


Amaia de Diego



martes, 14 de enero de 2014

La eutanasia

                                                                  
  Según la Real Academia Española la eutanasia es una acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él. Es una muerte sin sufrimiento a través de una inyección. Si una persona padece de una enfermedad grave e incurable se puede realizar esta acción para evitar sufrimientos.

Hay dos tipos: directa e indirecta. Dentro de la primera se encuentran la activa y la pasiva. En la eutanasia activa la muerte es provocada a base de substancias letales y en la eutanasia pasiva se suspende o no se inicia el tratamiento. Estas dos tienen la intención de provocar el fallecimiento  de la persona. Sin embargo, la indirecta, tiene como intención aliviar el sufrimiento.

La Legislación española sólo contempla la sedación y  cuidados paliativos y el artículo 143 del código penal señala: 

1. El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.
2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.

3. Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte.

4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo.

En los únicos países europeos que están permitidos es en Holanda y  Bélgica, y en Suiza se tolera. ¿Por qué no poner fin a esta situación?

Yo estoy en contra de que la eutanasia esté prohibida. Si se tiene una enfermedad terminal e irreversible, se sufre y se hace sufrir a familiares, amigos...  Todas las personas tienen  derecho a decidir si quieren vivir o si deciden dejar este mundo. Hay personas que después de sufrir un grave accidente se quedan parapléjicos y prefieren terminar con ese sufrimiento a seguir con él, pero al ser ilegal tienen que vivir el resto de su vida sufriendo y siendo infelices.
Tomar esta decisión es  muy complicado. Si el paciente o el enfermo deciden acabar con su vida afecta a su entorno.

Vivir con dignidad es un derecho, morir con dignidad también”, Edian

Os recomiendo este video, donde explica lo que es la eutanasia.
Amaia Nagore

lunes, 13 de enero de 2014

El aborto


El aborto es un tema que siempre ha dado mucho de qué hablar. Después de largas discusiones muchos estados han prohibido el aborto, por ejemplo, en España se está tratando este tema y después de estar  4 veces aplazada la fecha de la ley del aborto, Gallardón pone fecha definitiva. 

 Pero, parece que no se han detenido mucho tiempo a pensar en los derechos de la mujer. ¿Acaso no son las mujeres libres de hacer lo que quieran con su cuerpo?. Al igual que los hombres son libres de elegir qué hacer con el suyo , las mujeres también lo son.

Según la Real Academia Española de la Lengua el aborto es la acción de abortar o interrupción del embarazo por causas naturales o deliberadamente provocadas y abortar dicho de una hembra es interrumpir, de forma natural o provocada, el desarrollo del feto durante el embarazo. Pero, ¿qué entiende la Iglesia por el aborto? La Iglesia Católica entiende por aborto la muerte provocada del feto, realizada por cualquier método y en cualquier momento del embarazo desde el instante mismo de la concepción. Al contrario, los que están a favor del aborto defienden que al interrumpir el embarazo no matas una vida porque en las primeras fases es un grupo de células.

Por un lado la iglesia siempre ha aparecido en contra del aborto porque según ellos al ejecutar el aborto, matas al embrión , y por ello, matas una vida. Parece que lo desconocen porque eso no es así ,  el embrión al principio del embarazo o en sus primeras fases no es un humano, sino un grupo de células, por lo tanto, no matas una vida. Por otro lado, en los casos de embarazos terapéuticos, existen casos cuando es el médico quien avisa a la mujer de que su vida corre peligro por el embarazo. Entonces, ¿no es mejor salvar una vida que un grupo de células que todavía no son un ser humano? . ¿Por qué tiene que haber una ley que te prohíba que hacer con tu cuerpo? Es como si sacaran una ley en contra de los tatuajes y de los piercings. No tiene sentido.

Es inhumano denegar el aborto denominado “sentimental”. Ocurre cuando una mujer es violada.  Además, si el aborto fuera legal se terminarían los abortos clandestinos, es decir, cuando el aborto es ejecutado por personas no cualificadas . Así, se evitarían lesiones, infecciones graves…

Lo más gracioso es ver quiénes son los que deciden prohibir o permitir el aborto, 15 políticos rodeados en una mesa. Estaría bien que las mujeres decidieran que hacer en situaciones como estas y no ellos. Y por otro lado, la gente no tendría que irse a otras ciudades o países.

 Por todo lo dicho anteriormente, creo que el aborto debería de ser permitido teniendo en cuenta el caso y la conciencia de cada uno.
            
                                                           Irene Goldarazena 1.I


domingo, 12 de enero de 2014

Demasiadas tareas

Los profesores nos mandan muchas tareas para hacer en casa, y como a veces son demasiadas, los alumnos no las hacemos. En mi opinión, es útil hacer algo de tarea para repasar lo que hemos aprendido en clase, pero no pasarse toda la tarde haciéndola. Además, los profesores piensan que sólo tenemos su asignatura y de ahí que nos manden más ejercicios y/o trabajos.


Para empezar, según los expertos es recomendable que los jóvenes hagan diversas actividades en su tiempo libre, como por ejemplo practicar un deporte, un idioma, ir a clases de pintura, etc. Muchas veces las tareas nos impiden poner en marcha estas actividades. En opinión de algunos psicólogos, es casi obligatorio para un estudiante la participación en actividades extraescolares, puesto que es muy beneficioso para su desarrollo físico y psicológico.

Del mismo modo, las tareas también nos quitan tiempo para estar con la familia. Algunos alumnos dicen que cuando llegan del instituto, comen solos en casa porque sus padres están trabajando. Si a esto le sumamos el estar toda la tarde haciendo tareas, el alumno no tiene tiempo para hablar con su familia. Es muy importante hablar y sentirse bien con ella, sin embargo, el estar tanto tiempo haciendo las tareas no ayuda nada.


Así mismo, las materias se deben dar en clase, pues para eso estamos entre seis y siete horas dentro del instituto. Algunos profesores nos mandan contenidos que no hemos terminado en clase para hacerlos en casa, además de una gran cantidad de ejercicios relacionados con estos. Los contenidos tienen que ser dados en clase, y  para casa solo mandarnos un par de ejercicios simples para interiorizar lo dado en el instituto.

Por otra parte, es verdad que cuantos más ejercicios hagamos en casa, más vamos a interiorizar y aprender lo que hemos dado en clase, pero si nos mandan muchas tareas, nuestro único objetivo va a ser ''hacerlas'' para que el profesor no nos ponga falta. Siendo este nuestro fin, no vamos a prestar atención en la lección, por lo que no se va a cumplir el objetivo que tiene hacer las tareas. También tengo que mencionar que a parte de no prestar atención, a veces ni siquiera vamos a abrir el libro, es decir, no vamos a repasar lo que hemos dado en clase.


En definitiva, yo estoy a favor de rebajar la cantidad de tareas para casa. Es bueno repasar entre treinta y cuarenta minutos lo que hemos dado en clase, pero no creo que sea conveniente estar cuatro horas sentado en una silla haciéndolas. Nosotros necesitamos hacer actividades extraescolares y estar con la familia. A veces las tareas nos limitan a hacer estas actividades, y no creo que esto sea aceptable.

Jone Nicolay

Las becas ERASMUS


La palabra ERASMUS es un acrónimo inglés: European Region Action Scheme for the Mobility of University Students, es decir, Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios, siendo el nombre de un programa que incluye una beca para estudiantes universitarios de la Unión Europea para que puedan estudiar en los países asociados al programa.

Los requisitos pedidos a los estudiantes para participar en el programa ERASMUS son estar cursando una carrera universitaria de grado medio o superior y haber finalizado su primer año de formación. Además, deben ser ciudadanos y ciudadanas de uno de los estados miembros asociados.

La ayuda económica se compone de tres partes. La primera es el dinero que aporta la Unión Europea, unos 115€/mes. La segunda es la que aporta la Comunidad Autónoma de la universidad de origen. Cada comunidad aporta una cantidad diferente. Por último, está el dinero que da el Ministerio de Educación, unos 100€/mes y 180€ para beneficiarios de una beca general por falta de recursos. 

Esta beca ofrece a los estudiantes la oportunidad de vivir en un país extranjero y, así,  aprender a ser más autónomos e independientes.

El pasado día 11 de noviembre, el ministro de educación, José Ignacio Wert, explicó que la Unión Europea había cambiado los criterios para repartir el dinero destinado a ERASMUS: en vez tener en cuenta el número de universitarios y universitarias de cada país, a partir de ahora se tendrá en cuenta la población. Así, explicó el ministro, el dinero dado a España será menor, y, en consecuencia, se tendrá que reducir el número de becarios a la mitad, es decir, España recibiría la mitad de los 115 millones de euros que recibe ahora y de los 40.000 estudiantes ERASMUS de este año pasarían  a ser 20.000.


Al día siguiente, un portavoz de educación de la Comisión Europea, Jdennis Abbot, desmintió el hecho de que los nuevos criterios de reparto de dinero obligarán al gobierno español a reducir el número de estudiantes ERASMUS. El portavoz, además, dijo que no sólo no se reduciría el presupuesto para España, sino que el año que viene subirá un 4.3% y que esta cantidad aumentará hasta un 60% en los próximos años, hasta  2020. Asimismo añadió que con esta nueva forma de repartir dinero para ERASMUS, cada país tendrá la posibilidad de poder mandar más estudiantes de los que manda ahora. Declaró también que si España reduce el número de estudiantes ERASMUS, será por decisión propia.



Una vez más, el ministro de educación, José Ignacio Wert, fue noticia por algo que no agradó a la mayoría de la población española . Pero al ministro no le ha bastado con que la mayoría de los estudiantes y profesorado no aprobemos sus leyes y reformas educativas, sino que esta vez ha sido la comisión Europea la que le ha llamado la atención por sus declaraciones.

¿Se creía el gobierno que no nos acabaríamos enterando de que no sólo no se va a reducir el dinero de ERASMUS sino que aumentará? Y, ¿qué pensaban hacer con esa parte del dinero que la Unión Europea les iba a dar para las becas, pero que no lo utilizarían para tal fin?

                                                                    Bidarte Larrasoain
                                                                       

sábado, 11 de enero de 2014

La "doctrina Parot"


La 'doctrina Parot' prolonga la estancia en la cárcel de presos de ETA y presos comunes con largas condenas. El primero al que se le aplicó fue el preso de ETA Henri Parot y a consecuencia de ello ha tomado este nombre.


En primer lugar quiero dejar muy claro que no es mi intención entrar a valorar si es políticamente correcta dicha doctrina o si la aplicación debe ser para unos u otros casos. El determinar lo anteriormente expuesto lo dejamos para otras opiniones o debates que podamos establecer.


A mí ante una muerte, una violación o un secuestro de una o varias persónas me llama poderosamente la atención que nos encontramos ante una " Justicia" que condena al o los acusados a una cantidad de años en prisión elevadísima, de la cual en realidad el máximo que pueden pasar los culpables entre rejas es de 30 años. Por supuesto a esa cantidad de años le corresponden una serie de bonificaciones ( buena conducta, estudiar en prisión...) , que hace reducir sustancialmente dicha pena. Es decir, en el caso de una persona que haya cometido varios asesinatos ( por ejemplo un asesino en serie ) nos encontramos que la Justicia lo condena a un total de 480 años, de los cuales solamente pasará, como máximo, un total de 30 años o por el contrario será puesto en libertad con anterioridad, si se le aplica alguna reducción.


Me pregunto para qué tanta parafernalia y tanto montaje de prensa ante la espera de una condena, si ya todos sabemos el resultado. La única explicación que le encuentro es que ante la "alarma social" es una manera de dejar satisfecho al pueblo dictando dichas sentencias. Pero, ¿Quién se acuerda dentro de un espacio no muy largo en el tiempo de que condenas llamativas se han producido respecto a la cantidad de años? Me pregunto si no será mejor aplicarles una menor condena, pero que la cumplan en su integridad o hasta que no cumplan una de ellas (caso de varias muertes violentas ) no empiecen a contar las siguientes.

¿La cadena perpetua sería una solución en casos muy significativos o por el contrario, somos todos muy racionales y nos parece una aberración su práctica en siglo XXI? Pero en este caso no decimos nada y nos quedamos impasibles cuando a unos padres les matan a su hija, se conocen los culpables los cuales reconocen su implicación y no hay manera "legal" de que les digan donde está su cuerpo, para poder darle una digna sepultura y poder "descansar" psicológicamente porque al decir donde está dicho cuerpo aumenta la condena (caso Marta del Castillo )


¿Dónde está o hasta dónde debe llegar la Libertad o la Justicia para que no se produzca una indefensión por parte de las víctimas? Una persona mata, viola... a 15 personas y el máximo en prisión serían 30 años. Si las matemáticas no fallan, son dos años por muerte, violación.

¿No es muy poca condena, para dichos actos? ¿Eso es justicia? ¿Para quién es esa justicia? ¿Para la víctima o para el acusado? ¿Quién se acuerda de los familiares de dichas víctimas?

Por desgracia ellos ya no están entre nosotros, pero ¿qué vida les espera a esos padres y madres que han perdido a sus seres queridos?


Tampoco quiero dar a entender que debemos ensañarnos o que la condena pase a ser un acto de venganza. Solamente si sería conveniente cambiar algo para que la Justicia fuese más justa.
                                                                                                    Irune Perez de Urabayen

Las actividades extraescolares

Ahora en tiempo de crisis, todo se intenta solucionar con recortes, (Sanidad, Educación, etc...) Nosotros los estudiantes también hemos sufrido grandes recortes: nos dejan con menos profesores por aula y alumno, las actividades de apoyo que antes existían más a menudo en la semana se han recortado también. Las excursiones escolares, las salidas del alumnado... A todo esto se le está quitando la importancia que tiene. Y tu... ¿Cuanta importancia les das?

La mayoría de los alumnos pensamos que esas salidas de un día o excursiones que realizamos durante el año son interesantes. En general, todas estas actividades que se realizan con el centro escolar son acciones complementarias a los diferentes temas que trabajamos en clase.

Pero, con todos los recortes que ha habido en enseñanza, resulta difícil que esto se pueda realizar. Por tanto, los alumnos perdemos la oportunidad de aprender de forma más práctica la asignatura que en ese momento estamos dando. Por ejemplo: en tecnología, cuando se toca el tema de Energías renovables, una buena idea sería poder salir al lugar donde estén trabajando con estas energías y verlo en primera persona; un parque eólico o una presa de un pantano, bien para ver como funcionan o bien para ver como transforman el aire o el agua en energía. Un campo solar como transforman la luz solar en electricidad... En fin, entender mejor las transformaciones.
 
La central hidroeléctrica de Aioz


Otro punto que quiero tratar es el de los campamentos, tanto de nieve, semana verde o blanca. Las actividades fuera de casa de varios días nos benefician a todos, nos enseñan a convivir con los demás y a relacionarnos con nuestros compañeros. Después de la semana de los exámenes, vendría muy bien organizar alguna ya que nos serviría a todos para despejarnos.


Muchas veces se dice que el alumnado quiere tomar parte en estas actividades para no asistir a clase, pero la mayoría no pensamos eso. Estas actividades nos sirven para tener un acercamiento con otras personas, profesores, compañeros de clase... Así que sigo pensando que a la vez que son necesarias, nos enriquecen y nos aprovechamos todos para nuestro aprendizaje. Nos ayudan a entender los temas mejor y a comprenderos más fácil.

Rebeca Barrena

jueves, 9 de enero de 2014

LOMCE, la octava reforma educativa

WERTGÜENZA

  Esta reforma educativa entró en vigor el 3 de enero de 2012 de la mano del ministro de Educación  José Ignacio Wert con 182 votos a favor del PP (partido en el que ejerce Wert), la abstención de UPN y 143 votos en contra. El Partido Popular no necesitó apoyo puesto que el PP tiene la mayoría parlamentaria y al parecer, el gran rechazo de los ciudadanos y el de los demás parlamentaristas no fue suficiente.
 
  Entonces, si tan bueno es el sistema educativo, más conocido como la LOMCE que propone el Partido Popular, ¿por qué cada vez sale más gente a la calle para trasmitir su desacuerdo? Pues bien, razones no les faltan.

  Esta ley va a valorar la capacidad del alumnado a través de un examen, la reválida. El primer examen se hará en 2º o 3º de primaria, sometiendo a niños y niñas de tan solo 10 años a exámenes que engloben toda la materia dada en un año. Algo muy difícil para ellos puesto que aún están interiorizando valores y conceptos básicos para su desarrollo.

  Las reválidas continuarán en 6º de primaria donde sus capacidades se calificarán como bajas, intermedias o altas, y se volverán a hacer al finalizar 4º de la ESO. El alumno va a ser calificado como “válido” o no “válido” por haber aprobado un examen en vez de haber sido valorado por su esfuerzo, trabajo…etc.

  La organización de las plazas ofertadas en los centros educativos se hará según la demanda de los padres. En función de ella, el estado eliminará el compromiso de ofrecer una plaza fija a todo alumno hasta cursar el último año de la ESO. ¿Dónde quedan nuestros derechos a una educación mínima? De este modo, lo único que conseguirán será hacer de los ciudadanos unos incompetentes para luego poder manejarlos a su antojo.

  Permitirá colegios segregados por sexo, algo que nos hará retroceder y que aumentará las diferencias entre hombres y mujeres.

  Se le dará más importancia a la asignatura de religión y en un futuro esto se valorará a la hora de dar becas y subvenciones. Viendo todo esto, ¿por qué habría que respetar su cultura cuando ellos no respetan las demás y encima las excluyen?

  La lista de motivos por los que la gente protesta sigue y sigue: es una ley excluyente, irracional e imparcial. Una ley que nos quiere enseñar a competir entre nosotros para que haya ganadores y perdedores, dejando a los demás sin oportunidades.

  Es necesario el planteamiento de una ley educativa que mejore la actual teniendo en cuenta las necesidades y las capacidades de todos y la elección de cada uno en torno a su futuro. Una ley igualitaria en la que no halla ningún tipo de discriminación.

  Para terminar, como último dato, decir que en 35 años en España ha habido 7 reformas educativas, ¿no es suficiente para darse cuenta de que algo va mal? A lo mejor el cambio debería hacerse en aquellos que gobiernan solo para demostrar su poder.
                                                                                 
                                                                                                          Irene Seminario