domingo, 23 de febrero de 2014

El arte del tatuaje

EL ARTE DEL TATUAJE


¿Marcas para toda la vida?

Estamos en una época y en una edad en la que no somos pocos los jóvenes que nos planteamos “hacernos” un tatuaje, como muestra de personalidad, de gusto por la estética y lo que representa tener un dibujo en la piel.

¿Qué es un tatuaje? Si buscamos la definición en Wikipedia nos encontramos con esto: "Un tatuaje es una modificación del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se plasma con agujas estériles que inyectan con tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona".

Etimológicamente parece ser que el término tatuaje viene del francés “tatouage”, palabra que tomaron los marineros después de observar los maravillosos dibujos que llevaban en la piel los Samoanos, habitantes de tierras de la Polinesia. En japonés se denomina irezumi (inserción de  tinta) y a los diseños de origen no japonés les denominan tattoo. En español, los amantes de los tatuajes emplean la palabra tattoo que castellanizado pasa a ser  tatu. En la vigésimo primera edición del diccionario de la Real Academia Española figuran los términos tatuaje y tatuar.

Si buceamos en la historia del ser humano, parece ser que los tatuajes son tan antiguos como él. En 1991, se encontró en los Alpes una momia del neolítico, muy bien conservada, a la que se puso el nombre de Hombre de hielo u Otzi. Es el cadáver  humano con piel más antiguo que se tiene. Pues bien, Otzi tiene nada menos que 57 tatuajes.




Si echamos un vistazo a la historia de los tatuajes en las diferentes  culturas, vemos que a lo largo de la historia los tatuajes están presentes y cumplen diferentes papeles. Por resumir, me quedo con los tatuajes en Polinesia, donde los hombres se van tatuando a lo largo de toda su vida, terminando sin ningún espacio libre en su cuerpo. Los tatuajes son interpretados como muestra de poder y respeto. Incluso los maoríes se tatuaban para dar miedo a los enemigos en las batallas.

En Japón, los tatuajes se popularizan (hasta los emperadores llevan tatuajes) y además se instrumentalizan, usándose diferentes tipos de dibujos según su finalidad. Así, se diseñan unos tatuajes específicos para malhechores, para que queden marcados de por vida por sus fechorías.

Aquí podemos ver un vídeo titulado “Secretos del tatuaje” que hace un recorrido por la historia  y situación mundial del tatuaje centrándose en los maoríes. Ahora, los tatuajes son usados con finalidad estética, siendo más apreciados en la franja de edad de 18-30 años.

¿Qué se expresa con un tatuaje? ¿Un estado de ánimo? ¿Una emoción? ¿Un deseo? Creo que esto va a depender de cada persona. El hecho de tener que llevar una marca en la piel, aparentemente durante el resto de nuestras vidas, hace que tengamos que pensarlo dos veces o más antes de dar el paso. Por medio del dibujo ó palabra tatuado, podemos expresar amor a una persona que queremos, fidelidad a una idea ó simplemente gusto por una estética determinada.

¿Cómo es la técnica del tatuado? En la siguiente página tenemos información sobre las diferentes técnicas que van a depender del país. Resumiendo, diremos que hay tres técnicas:
  1.   En algunas sociedades tribales se corta el diseño en la piel y luego ponen tinta (elaborada a partir de ceniza, agua y plantas) sobre esas heridas. Cuando cicatrizan queda hecho el tattoo. En otros sitios el sistema es más parecido al moderno, clavando con palos afilados o huesos de animal la tinta debajo de la piel.
  2.      El método "Irezumi" en Japón es una técnica a mano mediante herramientas con agujas hechas de caña de bambú o acero en la que se golpea repetidas veces y de a poco se inserta la tinta.
  3.     La técnica con máquina de tatuajes moderna (eléctrica) ha hecho las cosas más fáciles, pero no significa que cualquiera pueda tatuar. Ya vimos como funciona la máquina de tatuajes, y por más sencillas que haga las cosas, implica un dominio particular si uno no quiere correr riesgos.
Como remarcan todas las páginas, el procedimiento de tatuaje es doloroso, muy doloroso, y hay que tenerlo en cuenta antes de hacerlo. Aquí podemos ver como es un proceso de tatuado con máquina.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es la higiene en el tatuaje. Como recomiendan las páginas especializadas es fundamental acudir a centros especializados que reúnan condiciones y personal adecuados. Sobre todo remarcar que la esterilización juega un papel fundamental porque hay contacto entre las agujas y el interior de la piel y podrían darse casos de contagio ó infección.

En esta página dan consejos a seguir antes del tatuado (por ejemplo, ir bien alimentados para evitar desmayos, in tranquilos para tener la musculatura relajada, etc), y después del tatuado (tener vendaje durante 5 horas después del tatuado, lavar con agua y jabón neutro y aplicar pomada de Bephantol, no exponer al sol ni al agua en las dos siguientes semanas, etc)

¿Cuáles son los tatuajes más bonitos? La respuesta va a depender de cada persona. En esta página web figura una lista de los 50 tatuajes más usuales.

A mi parecer, es un tema complejo, que requiere meditarlo por su trascendencia en el tiempo. También porque si no se hace en condiciones puede causar problemas de salud. Si me lo hago será en condiciones de higiene saludable y después de meditarlo.



Javier Estenaga Pérez de Albéniz.


1º Bachillerato H

jueves, 20 de febrero de 2014

Sexismo en las relaciones entre jóvenes. El libro "Cásate y sé sumisa"

Para aquellos no os inspiráis para escribir una entrada, os presento dos temas controvertidos pero con cierta relación entre sí: un informe o estudio sobre las relaciones sexistas entre jóvenes y adolescentes y la publicación del polémico libro titulado "Cásate y sé sumisa", de la autora italiana Constanza Miriano.


Las relaciones sexistas entre los adolescentes en tres textos de El País y uno de Diario de Navarra:
El País:




La polémica suscitada por la publicación de un libro titulado "Cásate y sé sumisa", de la autora italiana Constanza Miriano. Dos textos publicados en El País, un reportaje y un artículo de opinión sobre el tema.


miércoles, 19 de febrero de 2014

Terapia génica: la gran promesa del futuro

El 11 de diciembre del 2012 el periódico El País publicaba un artículo en el que se hablaba sobre una niña de siete años que había logrado sobrevivir, libre de enfermedad, tras una terapia génica experimental.

Emma Whitehead, la niña en cuestión, estuvo al borde de la muerte porque su leucemia se había reproducido por segunda vez después de la quimioterapia. Desesperados por salvarla, sus padres la llevaron al Hospital Infantil de Filadelfia a probar un tratamiento experimental que hasta entonces no se había intentado en niños ni en nadie con el tipo de leucemia de Emma. El tratamiento casi la mató, pero finalmente logró sobrevivir y deshacerse del cáncer.

Emma Whitehead, en una foto extraída de su perfil de Facebook.
 
Al igual que el cáncer de Emma, muchas enfermedades tienen un origen genético, es decir, el problema se halla en los genes y por ello la administración de fármacos no hace ningún efecto sobre el paciente. Pero si se logrará sustituir cualquiera de esos genes anómalos por uno funcional, se podrían reducir los síntomas o incluso llegar a revertir ciertas enfermedades. 

Alguien con hemofilia, por ejemplo, carece de una proteína implicada en la coagulación de la sangre. Estas personas poseen una variante defectuosa o simplemente carecen del gen que contiene las instrucciones para fabricar esa proteína. Si consiguiéramos reemplazar el gen erróneo por el correcto en células de un órgano como el hígado, estas podrían fabricar la proteína y verterla en la sangre, con lo que se resolverían los problemas de coagulación.

Esto se consigue gracias a un vector, que es un vehículo encargado de transportar el gen terapéutico hasta las células de destino. Existen múltiples vectores y uno de los más comunes son los virus, que al alcanzar las células de destino introducen el gen beneficioso en las células y las incitan a fabricar la proteína deseada.

Virus vectoriales

En los síndromes como el de Morquio, el de Sanfilippo o el de Hunter, que son tres ejemplos de mucopolisacaridosis (un grupo de enfermedades minoritarias neurodegenerativas que afectan a niños y que son causadas por un gen que no funciona adecuadamente) sucede algo parecido: Algunas encimas de nuestro cuerpo funcionan como unas tijeras, que se encargan de cortar en pequeñas porciones unas moléculas muy grandes que fabrican nuestras células para que después nuestro cuerpo las pueda procesar.

Pero si el diseño de estas encimas es defectuoso, no pueden hacer bien su trabajo, y en consecuencia, el cuerpo no puede procesar las moléculas anteriormente mencionadas, que se irían acumulando en los tejidos. Esto conlleva a que el afectado padezca un retroceso progresivo de las facultades que ha ido adquiriendo. Es decir, un niño primero aprende a sostener la cabeza, luego gatea, anda y por último aprende a hablar. Lo primero que perdería este niño sería el hablar.

Aparte de las afecciones mencionadas anteriormente, existen muchas otras enfermedades minoritarias que afectan a un porcentaje muy bajo de la población y que todavía no tienen cura pero Fátima Bosch, experta en terapia génica de la universidad autónoma de Barcelona, está segura de que cuando la terapia génica alcance todo su potencial, algunas enfermedades que hoy soy muy graves, no lo serán más que un resfriado.


científica analizando una muestra


Amaia de Diego