sábado, 17 de diciembre de 2016

"NO ME DIGAS QUE TIENES MIEDO": Una historia inspiradora e increíblemente real

 FICHA TÉCNICA:
  1. Título: No me digas que tienes miedo (Título original: non dirmi che hai paura.
  2. Autor: Giuseppe Catozzella (Italia).
  3. Editorial: Feltrinelli. 
  4. Género: Biografía, crítica, narración.
 A mí este libro me ha llamado mucho la atención, ya que es una denuncia y una crítica social en toda regla al mundo de hoy en día. Es una historia conmovedora, desgarradora y que nos empuja a reflexionar sobre la justicia, la libertad y el esfuerzo.

El relato cuenta la historia real de Samia Yusuf Omar, una jóven somalí que vive en un mundo casi surrealista: un país martirizado, una pobreza constante, una guerra interminable. Ella vive con sus padres y sus seis hermanos en una pequeña casa a un lado de un patio que comparten con otra familia con la que tienen muy buena relación. Un día, Samia participa en una carrera. A ella siempre le ha gustado correr, y su sueño es llegar a las Olimpiadas algún día. Con el atletismo como soporte vital, el libro nos cuenta todos los altibajos de la vida de Samia: los entrenamientos a escondidas, la marcha de su amigo Alí y de su familia, el auge del grupo terrorista Al Shabaab en primera persona, especialmente impactante por la muerte de su padre, los campeonatos nacionales de atletismo, tras los cuales se gana el derecho de participar en los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín, la huida forzada de su país y el periplo de casi un año a lo largo de Etiopía, Sudán y Libia, intentando llegar a Londres a tiempo para las olimpiada. En este viaje, a Samia le pasará de todo: desgracias, alegrías, amistades, muertes, ... 

Con este libro, Catozzella ha conseguido muchas cosas: nos ha abierto los ojos a una realidad que en todo el mundo desarrollado, pero sobre todo en Europa, no queremos ver, y que identificamos como algo ajeno, lejano y que no nos afecta, como es el caso de la immigración o la pobreza. Nos conmueve con una historia desgarradora, que por desgracia no es un caso singular, sino escenas y sentimientos que se viven en el día a día de millones de personas. De hecho, tras las Olimpiadas Samia recibió numerosas cartas provenientes de lugares como Afganistán o los Emiratos Árabes Unidos, dándole ánimos y diciendo que había despertado unas ganas increíbles de luchar por lo que uno quiere. Nos deja atónitos con una realidad que, como hemos dicho antes, creemos inexistente y que es toda una locura que se esté dando en nuestros días. Dicho de otra forma: nos obliga a ver la verdad, la realidad de muchas personas, que por desgracia muchas veces no identificamos como humanos, nos empuja a reflexionar sobre lo que tenemos, sobre nuestro estilo de vida, sobre los cambios que es necesario hacer de una vez por todas en nuestras mentes, acciones, pensamientos y actitudes. Nos deja anonadados con su fuerza de voluntad, sus ganas de libertad y su alegría y optimismo. Pero sobre todo, con el esfuerzo y empeño que hay que ponerle a lo que uno le gusta. Por ejemplo, ella ve en el deporte una voz de su país que hasta entonces había quedado sepultada bajo el ruido de las armas y las esctrictas reglas de los integralistas.

En conclusión, este libro es el relato de una vida intensa, llena de emociones y acontecimientos que condicionan la vida de la protagonista. Yo lo recomiendo totalmente a aquellas personas a las que les guste ver la otra cara de lo que pasa, y también a aquellas que quieran hacer una reflexión sobre los aspectos del mundo moderno.


Luca Sarobe 1.Batx I

domingo, 11 de diciembre de 2016

CARTA AL DIRECTOR, DIARIO DE NAVARRA.

Esta misma tarde mandé a Diario de Navarra un texto de opinión que quería compartir. El texto que viene a continuación es el mismo que les he mandado, y el tema es sobre si lo urbano es arte o no lo es.



¿Lo urbano no es arte, pero lo clásico si?

Hola. Me llamo Saioa Cervera Ayensa. Tengo 16 años, por lo tanto, soy estudiante y estoy cursando primero de bachillerato en el instituto de Mendillorri. A parte de pegarme horas y horas estudiando y trabajando por mi cuenta cuando salgo del instituto, porque el curso lo requiere, bailo. Soy bailarina. Bailar es mi pasión desde que era muy pequeñita. Siempre ha sido un pasatiempo para mí, pero los últimos años el baile está siendo más que un hobby. Y por esa razón tengo una pregunta que me ronda siempre la cabeza, que es, ¿Por qué a los bailarines y bailarinas de danza clásica cuando llegan a una edad determinada se les permite y se les da la oportunidad de entrar a ciertas escuelas en las que les forman como bailarines pero a la vez compaginándolo con la formación educativa, y sin embargo a los bailarines y bailarinas de hip-hop no se les da esa oportunidad? ¿Acaso los dos estilos no son baile?
He conocido a mucha gente cual dice que el hip-hop no es profesional, que la danza clásica puede llegar a ser una salida mientras que la urbana no puede llegar a ser algo más que un hobby, simplemente.
Yo como bailarina de hip-hop  siento mucha discriminación hacia todo lo que sea urbano, y no solo el hip-hop, si no todo lo que hay alrededor de ese estilo, como los grafitis o el rap mismo. ¿A caso los grafitis no son pintura donde un pintor dibuja lo que siente en el instante en el que pinta? ¿A caso el rap no es música donde el músico expresa al oyente lo que está pasando en su vida en ese momento? Lo clásico y lo urbano no pueden compararse, pero uno no es mejor ni más profesional que el otro, en mi opinión. Los dos requieren trabajo y esfuerzo, y los dos pueden ser algo más que un pasatiempo para quien de verdad se lo trabaja.
Respecto a las diferencias entre la danza clásica con la urbana, yo y muchos bailarines de danza urbana nos sentimos inferiores a otros más clásicos solo por la idea que tiene la gente. Tanto los bailarines clásicos como urbanos somos bailarines y tenemos derecho a formarnos profesionalmente y poder vivir de ello. Un estilo no es mejor que el otro, y uno no tiene que verse más profesional que el otro ya que los dos estilos pueden llegar a tener la misma cantidad de trabajo, dedicación y esfuerzo.
Como reciente estudiante de bachillerato, me hubiese encantado tener la misma oportunidad que bailarinas de danza clásica, estudiar un bachillerato normal y corriente pudiendo compaginarlo con mi pasión en una escuela en la que me formasen profesionalmente para poder vivir de aquello que antes era un hobby.
Finalmente en síntesis, la danza urbana y todo lo aquello que rodea lo urbano, debería verse con los mismos ojos con los que se ven el resto de estilos, porque todo es arte. ARTE.

                                                                                                               Saioa Cervera Ayensa, 1BachI.


 http://www.diariodenavarra.es/participacion/cartasaldirector/contenidos/urbano_es_arte_pero_clasico_1024_109.html  Aquí tenéis el link en el cual aparece mi texto de opinión en el diario de Navarra publicado el 11 de Diciembre del 2016.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Música clásica como terapia

Carta al director: "MÚSICA CLÁSICA COMO TERAPIA"

Publicada en DiariodeNavarra

El 6 de diciembre de 2016 el periódico Diario de Navarra publicó una carta que escribí inspirada en el capítulo de Salvados de La Sexta titulado: "¿Quién es James Rhodes?"
Al igual que hizo este personaje en el programa, yo en mi carta subrayo el valor de la música clásica como método terapéutico.
Para conocer a James junto a mi opinión, podréis leer la carta entrando en el siguiente link: