jueves, 1 de junio de 2017

American Horror Story: Asylum

De Miedo

Critica de American Horror Story: Asylum


Cartel promocional de esta tempora
American Horror Story es una serie de televisión norteamericana emitida en el canal FX  y creada y producida por RyanMurphy y Brad Falchuk. Cada temporada de esta serie tiene una historia y unos personajes distintos y adapta un tópico del mundo del cine de terror como pueden ser una casa embrujada (MurderHouse) o un circo de fenómenos (FreakShow). Como cada entrega es muy distinta a las demás, me voy a centrar en una, que es mi favorita tanto por la ambientación como por los personajes: Asylum.
Asylum es la segunda temporada de American Horror Story y su trama principal gira en torno a un psiquiátrico católico durante los años sesenta, aunque también trata una gran variedad de temas tópicos del cine de terror y de la sociedad. Respecto a las características terroríficas, por así decirlo, destacan las abducciones extraterrestres, las posesiones diabólicas y como no podría faltar en la ambientación de la serie psiquiatras sádicos, psicópatas asesinos en serie, torturas “terapéuticas” (tratamiento de electrochoque, flagelaciones…) y más. Por otra parte, la serie desarrolla temas sociales como el abuso de poder, los amaños y la ambición en el mundo, tanto periodístico como religioso, la homosexualidad femenina y sobre todo la locura. Aunque parezca un batiburrillo de temas al que es imposible dar coherencia, el resultado sorprende ya que todo se relaciona de una manera perfecta creando una mezcla armónica de terror, suspense, drama y hasta a veces comedia.
Sinopsis:
Jessica Lange como la Hermana Jude
Entrando en materia, la serie nos cuenta la historia de los habitantes del centro sanatorio Briarcliff durante los años sesenta. El centro es una institución religiosa administrada por la Hermana Jude, uno de los principales personajes de la temporada, que es muy religiosa y vive atormentada por su pasado. Vive para su trabajo y es increíblemente severa con los internos, sobre todo con aquellos con inclinaciones sexuales “poco correctas” a los que flagela constantemente. Es interpretada por la actriz Jessica Lange, una veterana del cine que hace una interpretación excelente.
El Doctor Arthur Arden es el psiquiatra de Briarcliff, mantiene una enemistad con la Hermana Jude por el control del centro y los métodos que han de ser aplicados en los pacientes. Encaja perfectamente en el tópico del doctor sádico pues hace experimentos con humanos y tiene debilidad por tratamientos terribles como la lobotomía o el electrochoque. El actor James Cromwell lleva a cabo la tarea de encarnar a este personaje.
Por otro lado tenemos la historia de Kit Walker, un interno que es acusado de ser el asesino en serie apodado Cara Sangrienta. Se le acusa de haber asesinado brutalmente a varias mujeres, cuyos cuerpos fueron encontrados desollados y decapitados. Entre sus presuntas víctimas se encuentra su esposa Alma, una mujer afroamericana. El niega haber cometido todos los crímenes y alega la desaparición de su mujer a una abducción extraterrestre. Es encerrado en Briarcliff mientras el psiquiatra Oliver Thredson,  al cual da vida  con acierto Zachary Quinto, determina si está cuerdo y merece la pena de muerte o si, por el contrario, no lo está y ha de ser encerrado en el sanatorio. Kit Walker es magistralmente interpretado por Evan Peters.
Sarah Paulson como Lana Winters
El personaje que podríamos considerar como protagonista de la temporada es la ambiciosa periodista lesbiana Lana Winters. Ésta, visita Briarcliff para hacerle una entrevista a la Hermana Jude sobre algunas iniciativas que está tomando la institución y sus métodos de sanación. Durante la entrevista se da la llegada de Walker al centro y Lana, al darse cuenta de que el presunto homicida está ahí, intenta por todos los medios hacerle una entrevista. Llega a colarse de noche en el centro pero es descubierta y encerrada por la Hermana Jude para “curar” su homosexualidad. La actriz Sarah Paulson es la encargada de dar vida a este personaje haciendo una de las mejores actuaciones de la serie.
Análisis:
Como ya he dicho anteriormente Asylum coge una serie de ideas  típicas en el cine de terror y las mezcla de forma sorprendentemente coherente ¿cómo lo consigue? Bien, en primer lugar, destaca la calidad técnica de la entrega. La ambientación está increíblemente bien lograda, es lúgubre y sobria, oscura pero bien iluminada. El vestuario es correcto, dada la trama es casi imposible hacer algo espectacular, ya que casi todos los personajes tienen que llevar uniforme. Aunque cuando un personaje no tiene ataduras de este tipo su vestuario tiene un toque de distinción que le hace resaltar. La fotografía no es precisamente lo mejor, no hay muchos planos espectaculares ni especialmente originales, pero es correcta, si
El centro Briarcliff
n planos incómodos.
La música es perfecta, nadie que vea la serie olvidará con facilidad Domonique, la dulce cancioncilla que suena en la sala principal del psiquiátrico, que en contraste con las crudas imágenes que se nos presentaban crea una escena terrorífica. Tanto el resto de la selección musical como otras canciones originales de la serie son también ideales, en especial esa hermosa y triste pieza de piano que sonaba con la aparición del ángel de la muerte.
Pero no se consigue una buena serie solo con un gran trabajo técnico, también es necesaria una historia trabajada e interesante con buenos personajes y bien hilada, en resumen un buen contenido. El guion es, generalmente, muy bueno pero se notan altibajos ya que el de cada capítulo está escrito por una persona diferente como en otras muchas series pero el nivel es notable con diálogos ingeniosos y entretenidos.
Una de las mejores bazas que tiene esta entrega es la cantidad de temas que acoge, así consigue crear una historia entretenida y en absoluto repetitiva pues toca cada tema lo justo para ser interesante pero sin aburrir. Además, en cada trama participa un número reducido de personajes que están unidos por Briarcliff pero sin que ningún personaje se meta en la que no debe. Los personajes principales están muy trabajados y aunque, como ya he dicho, algunos sean meros tópicos, son humanizados y llevados a cabo con gran naturalidad. Todos los personajes están impecablemente interpretados, especialmente la Hermana Jude y Lana Winters, personajes que emocionarían a cualquiera.
Evidentemente, no son todo cosas buenas algunas tramas se quedan cortas o se acaban demasiado pronto dando lugar a unos últimos capítulos bastante sosos. Por otra parte, otros hilos de la historia fallan al acabar, a mi parecer alguno que otro podría dejarse en el aire pero en el capítulo final lo dejan todo claro y la gran mayoría de misterios resueltos, dejando al espectador con una sensación de “ya está” y no con la sensación de “¿qué podrá pasar?”, mucho más atractiva e interesante.
En definitiva una serie entretenida y muy disfrutable que encantará a cualquiera con ganas de pasar un poco de miedo y muchas emociones fuertes, siendo esta entrega una auténtica joya de su género tanto por sus actuaciones como por su trama.


Trailer de la temporada
Iñigo Lacarra Etxarri
Bach. 1ºI

No hay comentarios:

Publicar un comentario